sábado, 19 de marzo de 2016

Catacion en copas


Es bien conocido por todos que el uso de una copa apropiada es de vital importancia al tomar vino. Hace poco tuve la oportunidad de ver este video del barista Kim Ossenblok en donde comenta como sirven la bebida de café en el afamado restaurante el “El Cellerde Can Roca”:



Así que me quede pensativo y me picó el gusanillo de la curiosidad:



Fui y conseguí un juego de copas de tomar vino, posiblemente no sean las más adecuadas, pues mis conocimientos en estos menesteres son nulos!



Luego ensaye a ver si no se rompían con el agua caliente y afortunadamente las copas adquiridas han sabido soportar las temperaturas alrededor de los 92 grados centígrados.




Al ensayar la primera vez una catación en copa quede preocupado, pues la cuchara al mezclar el agua y el café podrían lastimar la copa.



Así que me fui en busca de una espátula de teflón pequeña para realizar este tipo de mezclado con delicadeza.


Por fortuna en el molino tradicional se ajusta bien la copa para realizar la molienda adecuada del café.



Luego busque un pequeño vaso de precipitados para poder añadir exactamente la cantidad de agua necesaria.



El ritual de oler la fragancia y el aroma en las copas es de máximo desempeño, pues no se escapa nada de los componentes volátiles y pueden ser percibidos fácilmente y a su máxima intensidad.






Cuando uno prueba el café también está trabajando la nariz y esto intensifica los sabores.



El único problemita que encontré es que las copas llenan muy rápido la mesa de catación y no rinde la jornada sensorial.


Así que decidí catar regularmente y cuando encuentro un café excepcional lo cato en copas para intimar más profundamente con el café.



Ensayen y disfruten!!


Fotos: Marisol Peláez