Oh, me sorprendió este café!

Ayer a la 1 de la tarde estaba catando, por lo general pongo en la mesa 8 muestras con 5 tazas cada una, y la última muestra correspondiente a la taza número 4462 me sorprendió sobre manera.


La fragancia fue normal en los cafés de la denominación de origen protegida Valdesia, notas a chocolate y tonos dulzones, el aroma no me llamó la atención y simplemente le puse un ok.

Como les dije esa era la última muestra de la mesa y ya estaba pensando en ir a almorzar con Jairo Soto, así que no esperaba nada interesante…

Ah!!, sorpresa! El café sabía a puro limón, como si le hubieran exprimido un limón, repetí a ver si estaba loco pero no, así que con la cuchara lo trasvase a una taza y me lo tome todito como sobremesa del almuerzo!


El café proviene de uno de los socios de Movicac y son 6 sacos de pergamino. En cuanto pase el pico de la cosecha me doy una pasadita por esos cafetales a ver qué descubro.

Entradas populares de este blog

Breve historia del café espresso en Italia y el mundo por Jonathan Morris

Preparación de café Pasado con el Café Santo Domingo