Café Quindio

Gratos recuerdos vienen a mi mente. Recuerdo cuando trabajaba en la Federación hace ya más de 25 años y luchaba diariamente con la corbata, el paño y los zapatos de palo. Doña Nubia Motta Camargo iba donde mi jefe y de paso me saludaba, estaba comenzando su proyecto. Por cosas de la vida me fui del país y voy esporádicamente de visita. Mi amigo Darío Gil de ElSondeo.net estuvo en Cali por motivos de trabajo y trajo un paquete de café Quindío tostado en grano, el cual me reanimo a escribir en mi “viejoblog”. He aquí los resultados:

El empaque es un laminado alta barrera con válvula desgasificadora y “Tin Tie”. El lote posiblemente significa que fue fabricado en enero del 2017 y vence en octubre del mismo año, lo cual es muy bueno, pues le están dando menos de un año de tiempo de vida útil!
Los gases en el interior del paquete garantizan una larga conservación:
Un contenido de oxigeno por debajo del 1% le garantiza un tiempo de vida útil de más de 1 año. La válvula es buena puesto que este paquete viajo desde Cali y atravesó el mar Caribe. El contenido de dióxido de carbono alto os indica claramente que este café fue muy bien manipulado en fábrica. Lo tostaron y lo empacaron inmediatamente, liberándose lentamente este protector gas natural en el interior del paquete. Lo que no alcanzo a dilucidar es si hubo inyección de Nitrógeno, aunque sospecho que si porque el oxígeno es extremadamente bajo. El turista que compre un paquete así puede estar seguro de que lleva un producto extremadamente fresco.
Al abrir el paquete sale una deliciosa fragancia a café recién tostado sin síntomas de envejecimiento. El tueste es uniforme, no hay granos con “tipping” ni “scorching” como tampoco un café “sudando” los aceites. Un café bien tostado. No sé con qué maquina tostadora.
Una humedad tan baja también garantiza las buenas prácticas de manufactura y la apropiada conservación. Su densidad aparente es buena, típica de un buen café excelso Colombiano.
Veamos el color:


Estos gráficos corresponden a 250 mil mediciones con láser del color del café tostado en grano. Si el tueste fuese disparejo habría muchos picos como si fuera una cordillera. Como vemos hay un solo pico con algunas pequeñas salientes lo cual es normal. Además si el tueste fuese disparejo la desviación estándar y la moda serian bien diferentes, lo cual no es el caso. Es un café bien tostado.
Molámoslo para medirle el color de nuevo y para preparar una deliciosa bebida de café!

Moliendo el café Quindío en un molino Mahlkonig en la posición 8 obtenemos un café con un tamaño promedio según la ecuación de Rosin Rammler de 869 micras. Los finos con un tamaño de 264 micras nos garantizan pocos sedimentos en la bebida para el método seleccionado de preparación y los gruesos con 1250 micras nos van a aportar buena arquitectura para la extracción.

Moliendo el café Quindío en un molino Mahlkonig en la posición 8 obtenemos un café con un tamaño promedio según la ecuación de Rosin Rammler de 869 micras. Los finos con un tamaño de 264 micras nos garantizan pocos sedimentos en para la bebida el método seleccionado de preparación y los gruesos con 1250 micras nos van a aportar buena arquitectura para la extracción.

El color corresponde a un grado de tueste medio oscuro en la escala Agtron.
Veamos que tal queda la bebida de café en la prensa francesa!

Como se esperaba, hemos obtenido un café fuerte con buena extracción y con el siguiente perfil sensorial:


Este delicioso café es digno de ser servido en copas y aprovecho para brindar con mis hijas, Marisol que acaba de ganarse un premio de cine:


 y Crystal que fue la mejor alumna en un curso de actuación! 

Yamba O!

Entradas populares de este blog

Breve historia del café espresso en Italia y el mundo por Jonathan Morris

Preparación de café Pasado con el Café Santo Domingo